Saltar navegación

Red Star Over Russia: A Revolution in Visual Culture 1905-55

Para conmemorar el centenario de la Revolución de Octubre, Tate Modern presenta "Red Star Over Russia: A Revolution in Visual Culture 1905-55". Procedente de la colección del diseñador gráfico David King (1943-2016), la exposición ofrece una historia visual de Rusia y la Unión Soviética. Desde el derrocamiento del último zar y los levantamientos revolucionarios de 1917 hasta las luchas de la Guerra Civil y la campaña de terror de Stalin, el programa revela cómo los eventos políticos sísmicos llevaron a la transformación social que inspiró una ola de innovación en arte y diseño gráfico en todo el país.

A lo largo de su vida, David King reunió una de las colecciones más completas de material ruso y soviético del mundo. Con más de 250 carteles, pinturas, fotografías, libros y objetos efímeros, muchos en exhibición pública por primera vez, “Red Star Over Russia” es una oportunidad única para explorar esta colección. Brinda la oportunidad de comprender cómo la vida y el arte se transformaron durante un período trascendental en la historia mundial moderna, y cómo artistas como El Lissitzky, Aleksandr Rodchenko y Nina Vatolina capturaron las esperanzas revolucionarias de una nación en un derroche extraordinario de material visual.
 
De 1905 a 1955, los ciudadanos soviéticos y rusos lucharon contra viento y marea para construir una nueva sociedad. La exposición explora cómo el nuevo arte popular en forma de carteles, publicaciones periódicas, folletos y pancartas informaron, educaron y entretuvieron a la gente, filtrándose en la vida cotidiana de decenas de millones de ciudadanos. Después de la Revolución de Octubre, el arte fue llevado a las calles en la forma de espectáculos callejeros y concursos, esculturas monumentales y carteles de propaganda, que se exhibían en plazas públicas, fábricas y dentro de las casas de las personas. La exposición presenta ejemplos sorprendentes de carteles de artistas como Adolf Strakhov, Valentina Kulagina y Dmitrii Moor, cuyas representaciones de escenas heroicas e industriales y el uso expresivo de la tipografía capturaron el fervor revolucionario de la época.
 
Una sección de la exhibición explora el impacto de la Exposición Internacional de Artes y Técnicas de 1937 en París, que proporcionó un escenario internacional para que la Unión Soviética promoviera los logros de su arte y cultura. La magnífica pieza central del Pabellón de la URSS fue un mural gigante de Aleksandr Deineka que fue destruido cuando terminó la exposición. Un punto destacado de “Red Star Over Russia“ son los estudios a gran escala que formaron la base de este dramático mural. Una sección adicional de la exhibición está dedicada a la memoria de los millones que perecieron en las purgas de Stalin, descubriendo algunas de las historias personales de figuras borradas de la historia. Incluye imágenes de la prisión conmovedoras de las personas que vivieron en tiempos tumultuosos, como los aliados más cercanos de Lenin Lev Kamenev y Grigorii Zinoviev, ambos ejecutados bajo cargos falsos, y el artista aficionado Gustav Klutsis, cuyas obras adornaron las plazas de las ciudades mucho después de su ejecución en 1938. La exposición también revela cómo se manipularon las imágenes durante un período de amplia censura estatal, ya que las figuras políticas fueron retocadas con aerógrafo de fotografías oficiales y las imágenes fueron montadas para celebrar el final de la Segunda Guerra Mundial.