Saltar navegación

Daniel Canogar. Fluctuaciones

La Sala Alcalá 31 de Madrid presenta la exposición "Fluctuaciones" de Caniel Canogar, una reflexión sobre los paradigmas de la sociedad de datos y las transiciones entre el mundo virtual y el mundo real. Un mundo en tránsito, de memorias pasajeras y fugaces, de cambios tecnológicos y de flujo de datos en constante crecimiento, evidenciando las inevitables transformaciones que las tecnologías continúan aportándonos.

La obra de Daniel Canogar (Madrid, 1964) habla de los paradigmas de nuestra sociedad de datos, y lo hace investigando las interfaces y transiciones entre el mundo virtual y el mundo real. Canogar utiliza medios tecnológicos, poniéndolos al servicio de una experiencia artística novedosa y entablando al mismo tiempo un diálogo estético con los entornos digitales. En sus grandes instalaciones y en sus videos-animaciones generativas el artista aborda el impacto de las tecnologías en la sociedad, visibilizando con expresividad el paso de  los sistemas electromecánicos a los digitales e indagando en la posición que ocupa el individuo en nuestra era interconectada tecnológicamente.

Fuctuaciones nos ofrece un mundo en tránsito: un mundo de memorias pasajeras y fugaces, de cambios de dispositivos tecnológicos y de flujos de datos en constante crecimiento.

Canogar reflexiona sobre el cambio tecnológico y presenta gráficamente la complejidad del mundo digital de hoy. En su serie "Small Data" investiga, a la manera de un arqueólogo, diversas tecnologías obsoletas. Mediante animaciones de video da nueva vida a artefactos electrónicos desechados, evocando así recuerdos perdidos. "Sikka Ingentium" es la culminación hasta la fecha de las reflexiones de Canogar sobre el cambio tecnológico y las bibliotecas rotas de nuestra memoria cultural: una impresionante instalación en la que el artista usa 2.400 DVD para crear un mosaico audiovisual abstracto basado en nuestro pasado cinematográfico. Otro corpus de obra se hace eco de los flujos de datos que en la actualizadad transitan por la red.

La serie "Echo" transmite en tiempo real datos de varios fenómenos naturales y creados por el ser humano. Esta información llega al espacio expositivo a través de unas pantallas LED diseñadas con paneles de circuitos flexibles cubiertos de caucho. LAs pantalles, que Canogar dobla hasta conseguir la forma deseada, se convierten en membranas con las que cubrir, a modo de piel, objetos y estructuras.

Otras obras con datos en tiempo real, como Xylen o Cannula, se valen de la abstracción como método para plasmar el tejido social creado por el interminable flujo de información digital. Simultaneando su interes por los datos y por la materialidad de los medios, en su nuevas serie "Draft", Canogar destripa pantallas de plasma para crear singulares esculturas con visualizaciones generativas. Todas estas obras reflejan la fragilidad de las pantallas, transformadas ahora en unos elementos permeables que permiten transmitir al espacio físico la textura de la materia digital.